EL BUS DE INFANTIL
LA CIGARRA Y LA HORMIGA

   UN CALUROSO VERANO, UNA CIGARRA CANTABA SIN PARAR DEBAJO DE UN ÁRBOL. NO TENÍA GANAS DE TRABAJAR; SÓLO QUERÍA DISFRUTAR DE SOL Y CANTAR, CANTAR Y CANTAR.

   UN DÍA PASÓ POR ALLÍ UNA HORMIGA QUE LLEVABA A CUESTAS UN GRANO DE TRIGO MUY GRANDE. LA CIGARRA SE BURLÓ DE ELLA:

   -¿ADÓNDE VAS CON TANTO PESO? ¡CON EL BUEN DÍA QUE HACE, CON TANTO CALOR! SE ESTÁ MUCHO MEJOR AQUÍ, A LA SOMBRA, CANTANDO Y JUGANDO. ESTÁS HACIENDO EL TONTO, JI, JI, JI SE RIÓ LA CIGARRA -. NO SABES DIVERTIRTE...

   LA HORMIGA NO HIZO CASO Y SIGUIÓ SU CAMINO SILENCIOSA Y FATIGADA; PASÓ TODO EL VERANO TRABAJANDO Y ALMACENANDO PROVISIONES PARA EL INVIERNO. CADA VEZ QUE VEÍA A LA CIGARRA, ÉSTA SE REÍA Y LE CANTABA ALGUNA CANCIÓN BURLONA:

   -¡QUÉ RISA ME DAN LAS HORMIGAS CUANDO VAN A TRABAJAR! ¡QUÉ RISA ME DAN LAS HORMIGAS PORQUE NO PUEDEN JUGAR! ASÍ PASÓ EL VERANO Y LLEGÓ EL FRÍO.

   LA HORMIGA SE METIÓ EN SU HORMIGUERO CALENTITA, CON COMIDA SUFICIENTE PARA PASAR TODO EL INVIERNO, Y SE DEDICÓ A JUGAR Y ESTAR TRANQUILA.

   SIN EMBARGO, LA CIGARRA SE ENCONTRÓ SIN CASA Y SIN COMIDA. NO TENÍA NADA PARA COMER Y ESTABA HELADA DE FRÍO. ENTONCES, SE ACORDÓ DE LA HORMIGA Y FUE A LLAMAR A SU PUERTA.

   SEÑORA HORMIGA, COMO SÉ QUE EN TU GRANERO HAY PROVISIONES DE SOBRA, VENGO A PEDIRTE QUE ME PRESTES ALGO PARA QUE PUEDA VIVIR ESTE INVIERNO. YA TE LO DEVOLVERÉ CUANDO ME SEA POSIBLE.

   LA HORMIGA ESCONDIÓ LAS LLAVES DE SU GRANERO Y RESPONDIÓ ENFADADA:

   -¿CREES QUE VOY A PRESTARTE LO QUE ME COSTÓ GANAR CON UN TRABAJO INMENSO? ¿QUÉ HAS HECHO, HOLGAZANA, DURANTE EL VERANO?

   - YA LO SABES - RESPONDIÓ APENADA LA CIGARRA -, A TODO EL QUE PASABA, YO LE CANTABA ALEGREMENTE SIN PARAR UN MOMENTO.

   - PUES AHORA, YO COMO TÚ PUEDO CANTAR: ¡QUÉ RISA ME DAN LAS HORMIGAS CUANDO VAN A TRABAJAR! ¡QUÉ RISA ME DAN LAS HORMIGAS PORQUE NO PUEDEN JUGAR!

   Y DICHO ESTO, LE CERRÓ LA PUERTA A LA CIGARRA.

   A PARTIR DE ENTONCES, LA CIGARRA APRENDIÓ A NO REÍRSE DE NADIE Y A TRABAJAR UN POQUITO MÁS.

                   ADAPTACIÓN DE LA FÁBULA DE LA FONTAINE

 

A CUENTOS

GUIONES DE COMPRENSIÓN